thehumanway


¡Qué rojo está el cielo, vaya!
julio 31, 2010, 10:02 pm
Filed under: libros, thehumanway, viajes | Etiquetas:
” Sombras de la cárcel. Es un sábado de agosto por la tarde en Nueva York, y una puesta de sol dorada aparece por una rendija del firmamento entre enormes masas de nubes oscuras, de modo que las primeras luces del alumbrado público y las que salen por las ventanas de los altos edificios empalidecen de pronto, eclipsadas por aquella intensa luz que era como el resplandor de una rosa dorada que iluminara el mundo entero; y la gente mira hacia arriba y a su alrededor con extrañeza y haciéndose muchas preguntas. El día ha sido gris, realmente deprimente; por la mañana incluso ha llovido algo, pero ahora las pesadas nubes adquieren tonos púrpuras y sus bordes flamean en el atardecer cuando aquel torrente de luz que acompaña a la visita de los cielos se expande por la atmósfera igual que un gran globo de oro viejo y azul que es como un presagio, por así decirlo, de una especie de misteriosa gloria para todos, incluidos los suaves y temblorosos paneles de noticias luminosas de Times Square y la calle 14 y del Borough Hall, en Brooklyn, y las aguas que se oscurecen junto a Staten Island, y su tonta y ajada estatua, incluso la rosa negra del verdadero mar, incluso las colmenas rumorosas en cuyos techos chisporrotean los anuncios de neón de Harlem y el Upper Italian East Side, e incluso sobre los millones de lugares abarrotados donde toda mi vida en Nueva York he visto a tanta gente que se preparaba para tomar el agradable aire y para las celebraciones y las ocasiones que por fuerza han de presentarse, y se presentan, en la mezquina tierra en el vasto campo de la noche.
Así pues, amable rebaño de estúpidos, qué triste es, pero también qué justo y qué necesario, que un día entero tenga que ser como un trapo húmedo, pesado, desolado, como el día final del mundo (que llegará a su debido tiempo), cuando todas las “ventanas estén a oscuras y las hijas de la música se callen” y los hombres vayan con rostro amarillento, como de ictérico, y sombrero y abrigo negro a una partida de cartas como la de Cézanne, que es todavía más triste que las causas de desencanto que sufre su alma. Obreros que sudaron todo el día, que sudaron sin alegría y odiaban su estúpido trabajo, y pensaban en casa sin sentir consuelo, excepto el que les pudiera dar una pizza y el Daily News y el partido de los Yanquis. Oficinistas que bostezan inquietos mientras miran con desconcierto por las ventanas. Amas de casa y tenderos que hacen suyos los grises deseos virgilianos de paz y prosperidad y conducen a sus miserables hijos hacia el templo de la mediocridad.  Niños maravillados como leprosos ante la asombrosa tristeza del día vuelven su carita, no hacia los barcos, ni los trenes, ni los grandes camiones de Carolina del Sur que llegan por encima de los puentes, ni hacia todas las llamativas mentiras, los cines, los museos, los juguetes brillantes, sino hacia las terribles nieblas en las que, sin embargo, todavía cuelga la fuente de alegría del universo, clara como una campana, la perla del cielo que flamea en lo alto. De modo que, incluso en la cárcel, los hombre alzan la vista y dejan de pensar en lo que estuvieran pensando y dicen:
-¡Qué rojo está el cielo, vaya! “

Jack Kerouac_La vanidad de los Duluoz.

Me encantó el libro  capitano, lo he disfrutado mucho, sobre todo y por lo que sea este trocito. A ver que tal ese Big Sur. Que sirva también para unos post que podrían iniciarse aquí y llamaríamos  “libros que me llevaría para a recorrer el mundo” jejje y que puede hagan a otros disfrutar tanto como a nosotros.

P.D: Tokio Blues.Norwegian Wood de Murakami sería otro de esos. Gracias rubia por este.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

me alegro de que poquito a poco tambien vayamos teniendo un arca de literatura en común… los libros inspiran la partida y el regreso, la tristeza y la esperanza…
Big Sur…cuidado mon ami…salen cosas muy requetecrudas ahi

Comentario por Martin Human




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: