thehumanway


Human Planet_BBC
enero 17, 2011, 1:48 pm
Filed under: thehumanway, viajes | Etiquetas: ,
Anuncios


¡Qué rojo está el cielo, vaya!
julio 31, 2010, 10:02 pm
Filed under: libros, thehumanway, viajes | Etiquetas:
” Sombras de la cárcel. Es un sábado de agosto por la tarde en Nueva York, y una puesta de sol dorada aparece por una rendija del firmamento entre enormes masas de nubes oscuras, de modo que las primeras luces del alumbrado público y las que salen por las ventanas de los altos edificios empalidecen de pronto, eclipsadas por aquella intensa luz que era como el resplandor de una rosa dorada que iluminara el mundo entero; y la gente mira hacia arriba y a su alrededor con extrañeza y haciéndose muchas preguntas. El día ha sido gris, realmente deprimente; por la mañana incluso ha llovido algo, pero ahora las pesadas nubes adquieren tonos púrpuras y sus bordes flamean en el atardecer cuando aquel torrente de luz que acompaña a la visita de los cielos se expande por la atmósfera igual que un gran globo de oro viejo y azul que es como un presagio, por así decirlo, de una especie de misteriosa gloria para todos, incluidos los suaves y temblorosos paneles de noticias luminosas de Times Square y la calle 14 y del Borough Hall, en Brooklyn, y las aguas que se oscurecen junto a Staten Island, y su tonta y ajada estatua, incluso la rosa negra del verdadero mar, incluso las colmenas rumorosas en cuyos techos chisporrotean los anuncios de neón de Harlem y el Upper Italian East Side, e incluso sobre los millones de lugares abarrotados donde toda mi vida en Nueva York he visto a tanta gente que se preparaba para tomar el agradable aire y para las celebraciones y las ocasiones Sigue leyendo


volver a casa…
septiembre 30, 2009, 3:28 pm
Filed under: on the road, thehumanway, viajes | Etiquetas: , , , ,

Hace tan solo cinco días que llegamos a España y hoy Valentina cogía su vuelo rumbo a Venecia, donde la esperarían sus padres y su hermana, los más castigados de nuestros patrocinadores puesto que han vivido unos días más de privación sin su Palladian Princess…

Hoy el último de nosotros regresa a casa, a reencontrar a las personas que día tras días han aguardado nuestro regreso. A aquellos que han trabajado duro, en paralelo a nuestro viaje, desde su oficina o puesto de trabajo interesándose diariamente por nosotros para que todo salga bien. Hemos contado desde el primer momento con el apoyo de los nuestros. Con la madurez y animo de nuestras familias, que ya nos sienten adultos; hombres y mujeres hechos y derechos preparados para enfrentarnos al mundo. Esa generosidad, esa bendición no pronunciada es algo que siempre agradeceremos.

En la cocina de cada casa se vivieron conversaciones y tertulias acerca de la ruta, en los primeros días: sus peligros y contingencias. También en cada salón se celebraron los ultimos brindis antes de marchar. Al principio el estomago encongido de nuestras madres generaba preguntas en cascada. Se expresaban dudas muy ciertas y  había silencios, pero poco a poco se fueron aclarando los términos y  llenandose de palabras. Las informaciones se cumplimentaron y se hicieron transferencias necesarias.

El dinero fluyó por cauces electrónicos y a toda velocidad. Las actividades bancarias del humanway empezaron a requerir muchísimo tiempo y dedicación. Al final,  yendo a parar a la yema de los dedos de Rubén y Jaime, que con los aportes diarios a cuenta que recibían tenían que poner en marcha muchas reservas. Hacer click en una casilla representaba que seis personas iban a estar en unas semanas al otro lado del mundo en un lugar o situación concretos. Esta responsabilidad de decisión, reiterada en lo correspondiente a billetes de tren y avion, alojamiento, vacunas y sobretodo visados, hizo poner en carga el músculo organizativo y nos llevó, sobretodo a ellos, a crecer en capacidad de gestión. Fueron muchas y muy largas las mañanas y tardes mandando mails, telefoneando y revisando preparativos para que este sueño saliese bien. La libreta amarilla de Jaime, escrita tan solo unas horas antes de marchar fue el documento de síntesis de un año de trabajo, sobretodo de las ultimas diez semanas de preparación intensa…Ha sido el librito mágico de Merlin que nos ha hecho movernos por estaciones y ciudades de medio mundo con seguridad y garantías. En realidad ha sido una de esas cosas casi invisibles pero que te ayudan tanto que te hace gozar mas del viaje y disfrutarlo. Gracias por ello chicos

Sigue leyendo